Vive con simpleza, para que otros puedan 

simplemente vivir 

Frank Angiuli - Natural High Lifestyle

Al reflexionar en los 20 aõs de experiencia y trabajo enfocado a la producción de ropa y diseño sustenble, reconoz co que nunca le dí mucha importancia el término Moda Eco, por muchas razones. Una es que no inspira exactmente una imagen provocativa y sexy, pero más important es que la moda se basa en tendencias, y escoger tu ropa dependiendo de lo que esté “de moda” es por naturaleza una acción muy poco ecológica. Como resultado, identficar y atraer al cliente en un mercado ya definido se vuelve más difícil, ya que esto le recuerda al cliente preguntarse a sí mismo ¿realmente necesito esto? en vez permitirse el impulso de compra que se manifiesta en los ambientes de mercadeo más tradiconales. Preferiblemente, es mi opnión que identificar al consumidor consciente, quien aprecia el diseño elegante y la fabricación transparente de calidad, es una definición más productiva y que ofrece un poder real de permanencia. Una vez identificado el cliente, puedes continuar ofreciendole ropa y productos que idealmente mejoren su calidad de vida en general, al sugerir hábitos y experiencias conscientes, confortables.

 

En mi forma de verlo, un diseño verdaderamente sustentable es sinónimo de un diseño moderno. Diseñadores y compañías con tendencia progresiva actuales ya toman en cuenta el ciclo de vida completo de su producto. Esto comienza con escoger las telas base. Yo escogí cáñamo porque representa uno de los recursos naturales renovables de más rápido crecimiento, conocido por el ser humano, y por alguna razón inexplicable su cultivo es ilegal en los Estados Unidos. Me dediqué a cambiar la percepción que existe sobre el cáñamo, ofreciendo diseños de ropa simples y bellos y complementándolos con una colección de productos para la playa, el mercado natural, y el estudio de yoga. El poder de sugerir estos destinos con la marca natural high lifestyle es una forma atractiva de promover una cultura sustentable inteligente, y al mismo tiempo identificar a una clientela conocedora, atractiva y saludable, deseosa de compartir la idea de bienestar. En la actualidad, las telas de polyester reciclado hechas de botellas de plástico se van haciendo populares. Esto es a consecuencia de la preocupación ambiental sobre el plástico que se acumula en los ltoes de basura y se desborda hacia los océanos. Mientras que diseñemos el fin del ciclo de vida de un producto terminado con propiedades de reciclaje, ofrecemos ya una solución sustentable, aunque sería diferente de lo que se consideraría un ciclo de vida natural tradicional. Mientras tanto, Patagonia es líder en esta área, al promover duración al ofrecer reparaciones gratuitas y reciclando ropas viejas en sus tiendas de mercado. Mientras que la mayoría de la ropa y productos natural high pueden terminar en la pila de la composta al finalizar su ciclo de vida, la mayoría de la ropa termina en montañas de basura ya que muchas fibras y adornos duraderos simplemente no son biodegradables.

 

El diseño y fabricación consciente requiere del uso sustentable de los recursos humanos. Producir salarios para una vida sana, condiciones de trabajo seguras e higiénicas, cero laburo infantil, y apoyar la economía local, son acciones clave. En el mundo actual, en el que el uso de los medios sociales es la norma, la tranparencia es la meta. La moda baratay rápida, como la que ofrece H&M y todos aquellos que le imitan, tal vez le den un tono ‘verde’ a su modelo de negocios principal al ofrecer moda Eco, pero por lo menos yo busco estándares más altos. ¿Como vivir con simpleza en una cultura de desperdicio, la cual muchos expertos reconocen pierde el control rápidamente? Vivimos honrando nuestra verdad propia e ignoramos la dirección a la que la cultura pop empuja a las masas, o subimos el volúmen y presentamos nuestra agenda con firmeza, aunque tal acción provoque olas en nuestra realidad personal. Tal vez el balance sea la respuesta. El balance que puede practicarse en una sesión de yoga, en la playa, en el trabajo y en todos los aspectos de nuestra vida diaria. Mantener la ecuanimidad es esencial para nuestro bienestar personal, y también puede tener un efecto profundo en la gente incluida en nuestro criculo, y aquéllos que nos siguen. El cambio comienza en nosotros, y con frecuencia es un reflejo directo de como dedicimos gastar nuestro dinero.

 

La teoría Gala sugiere que la tierra es un organismo. Los pulmones son los ocános, lor ríos es el sistema circulatorio, y así. El calentamiento global puede ser interpretado como una reaccion estresante a un desequilibrio en el organismo. Una fiebre designada a ayudar a sanar al invasor causante de la enfermedad. Claramente, la cantidad y el comportamiento de seres humanos estresa al planeta. Más que nunca es esencial tomar decisiones que se alinien con las necesidades del planeta. Desafortunadamente, aún las tecnologías mas progresivas pueden tener un impacto general negativo en su perspectiva a escala de 8 mil millones de personas viviendo en la Tierra, en la actualidad. Sin embargo, podemos hacer una diferencia. Y comienza con cada uno. Al vivir en balance y cultivar la salud en nuestro templo que es el cuerpo, y al mismo tiempo tratar a los demás de la misma forma que nos tratamos a nosotros mimos. Escoge sabiamente lo que consumes. Escoge calidad en vez de cantidad. Escoge motivos renovables, biodegradables, y reciclables, y considera la calidad del producto esperado, o lo que recibirás a cambio de tu compra. Considera en dónde y cómo ha sido fabricado, los recursos humanos requeridos para proveerlo, el empaque en el que viene, y a dónde irá a parar una vez que termine su ciclo de vida. Necesitamos redefinir el lujo en nuestro estilo de vida para honrar las necesidades de un planeta que de la única forma que puede nos comunica que necesita ayuda. Compra productos locales, apoya la agricultura orgánica local, usa tu propia bolsa y tu propia botella, medita y comparte tu conocimiento y tu perspectiva a través del ejemplo. Vive con simpleza, para que otros puedan simplemente vivir...